Aquí está la clave para vivir más

Muchos carnívoros van a odiar esto, incluso les recomiendo que si en verdad creen en la carne como estilo de vida dejen de leer inmediatamente esto y apaguen su computadora por siempre. No sera la última vez que lo leerán.

Un nuevo artículo publicado en la Revista Americana de Medicina Osteopática hace una revisión de 6 artículos que evalúa los efectos de la carne y las dietas vegetarianas en la mortalidad. Algunos estudios hicieron el seguimiento de más de un millón de personas en periodos de hasta 28 años.

¿El resultado? La mortalidad por cualquier causa aumentó en aquellos que consumían diariamente carne roja, especialmente carne procesada.

¿Su recomendación? Los médicos debemos recomendar a los pacientes a limitar el consumo de productos de origen animal cuando sea posible, y sustituir la carne roja y procesada con comida a base de plantas. Los pacientes pueden suplementar una dieta basada en plantas con cantidades moderadas de pescado, huevos y lácteos si así lo desean.

En otra investigación, de más de 70,000 personas. Los vegetarianos tenían una reducción del 24% de riesgo relativo para enfermedad isquémica coronaria y una reducción significativa en incidencia de cáncer.

Otros estudios demuestran las ventajas de una dieta vegana o vegetariana pues esta reduce el índice de masa corporal, la reversión de enfermedad cardiovascular, la disminución de la hipertensión arterial y la diabetes tipo 2. Las dietas veganas y lacto-ovo-vegetarianas disminuían el riesgo de diabetes tipo 2 a la mitad. Incluso las dietas semivegetarianas (que consumían carne menos que una vez por semanas pero más que una vez por mes) disminuyeron el riesgo de diabetes tipo 2 de un cuarto a un tercio. Los vegetarianos de largo plazo aumentaron su expectativa de vida 3.6 años contra los vegetarianos de corto plazo.

La evidencia es clara, comer carne aumenta las probabilidades de enfermar. Los vegetarianos poseen una mejor salud, mejor índice de masa corporal y mayor expectativa de vida.

Fuente:

Is Meat Killing Us? The Journal of the American Osteopathic Association, May 2016, Vol. 116, 296-300. doi:10.7556/jaoa.2016.059

Deja un comentario!