Cabeza

Fotografía por Gustavo Monraz

La cabeza es la parte superior del cuerpo, unida al tronco por el cuello. Es el centro de control y comunicación y el área de carga y descarga del organismo. Alberga al cerebro y, por lo tanto, es el lugar de la ideación consciente, la creatividad, la imaginación, las respuestas, la toma de decisiones y la memoria. Contiene receptores sensoriales especiales (ojos, oídos, boca y nariz) e instrumentos para la emisión de la voz y para la expresión; es la puerta de entrada para el combustible (alimentos), el agua y el oxígeno, y la puerta de salida para el dióxido de carbono.

La cabeza contiene el encéfalo y sus cubiertas protectoras, los oídos y la cara. La cara posee aberturas y vías de paso, con glandulas lubrificantes y válvulas (sello) para cerrar algunas de dichas aberturas; posee además los elementos de la masticación y las órbitas, que albergan el aparato visual. La cara nos aporta también la identidad individual. Las enfermedades, las malformaciones o los traumatismos de las estructuras de la cabeza constituyen la base de muschas especialidades, como odontología, cirugía maxilofacial, neurología, neurorradiología, neurocirugía, oftalmología, cirugía oral, otología, rinología y psiquiatría.

Texto extraído de:

Anatomía con orientación clínica. Keith L. Moree, Arthur F. Dalley, Anne M. R. Agur. 6ta edición. Wolters Kluwer Health. Barcelona. 2010. P. 822.

Deja un comentario!